Monday, June 24, 2013

Ser papá: La nueva era

Los tiempos cambian y con ellos se evoluciona. Ser papá hoy en día, es una nueva era que no se puede comparar a como era  hace 25 años atrás. Muchos de ustedes, madres y padres estaran de acuerdo conmigo. Ya el padre no es unicamente "the head of the household", el que sale a trabajar, y el que provee para su familia, mucho menos el que espera llegar a casa despues del trabajo y encontrar a su esposa arreglada, perfumada y con la cena lista. Esa paternidad autoritaria y ausente ha ido desapareciendo. Este nuevo resurgir, por ahi le llaman, neo - papás. Hoy en dia en la mayoria de las familias, los dos trabajan, asi que por ahi comienza todo. Esta nueva generacion se ha dado cuenta que la responsabilidad es compartida, y mas que una respinsabilidad, se han dado cuenta lo maravilloso que es ser parte de la vida de sus hijos desde el momento de la concepción. 

Quizás algunas tengan la suerte que he tenido yo. Mi esposo, es un buen hombre, y como padre es excepcional. Tan importante es su rol como padre como el mio. Tan pronto nació nuestro hijo mayor dejamos atras una vida, para darle la bienvenida a otra mucho mas aventurera y agradable, aunque caotica! Mis hijos comparten cosas con su papá,  que yo no tengo memoria de haber compartido con el mío,  ni el con el suyo. No por eso nos quisieron menos, eran tiempos y crianzas diferentes, ellos hicieron mucho con lo poco que sabian, y gracias a sus enseñanzas y valores somos quien somos hoy dia; nosotros solo hemos modificado la crianza de nuestros hijos a una mas integrada.

Y ustedes que opinan? Se han dado cuenta como vamos evolucionando, o entienden que aun nos falta mucho camino por recorrer?

2 comments:

Lezeidarís Morales said...

Una de las cosas que más admiro en mi esposo es su entrega y deseo de siempre estar con nuestro hijo. Esa cosa de estar presente en lo que e hace. Saludos!

Nona said...

!Qué bueno es ver a esos papás que ESTAN! Los que peinan a las niñas frente a la escuela, las llevan al ballet, entrenan los equipos de soccer de sus hijos, en fin, ESTAN.